El programa Worldview de la NASA proporciona imágenes de la Tierra en tiempo real y puede ayudar a monitorizar el avance de los incendios. Nasa Worldview

Seis preguntas que debe hacerse antes de compartir un mapa de incendios forestales

En los últimos días han estado circulando en internet un gran número de mapas de incendios forestales, muchos de los cuales sugieren que toda Australia está ardiendo.

Es posible que haya visto este ejemplo, denunciado por algunos como engañoso, lo que provocó esta publicación de Instagram de su creador:

Como explicó su autor, la imagen no es una foto de la NASA. Lo que un satélite realmente “ve” es bastante diferente.

Para aclararlo, explicaré a continuación cómo se usan los datos recopilados por los satélites para estimar qué parte de un área se está quemando o si ya se ha quemado, y cómo debería verse esta información una vez que ha sido mapeada.

Imágenes reflectantes

Esto es lo que ven los astronautas cuando miran por la ventana en el espacio:

Es similar a lo que podría ver desde la ventana de un avión, solo que al estar más alto se aprecia un área más amplia.

Mientras lee esto, muchos satélites no tripulados están orbitando y fotografiando la Tierra. Estas imágenes se utilizan para monitorear incendios en tiempo real. Se dividen en dos categorías: reflectantes y térmicas.

Las imágenes reflectantes capturan información en el rango visible del espectro electromagnético (en otras palabras, lo que podemos ver). Pero también capturan información en longitudes de onda que no podemos ver, como las longitudes de onda infrarrojas.

Si usamos solo las longitudes de onda visibles, podemos hacer que la imagen se vea similar a lo que podríamos observar a simple vista desde el satélite. A estas imágenes las llamamos “color verdadero”.

Esta es una imagen en color real del sudeste de Australia, tomada el 4 de enero de 2020 por el instrumento MODIS en el satélite Aqua. El humo del fuego es gris, las nubes son blancas, los bosques son de color verde oscuro, las áreas marrones son áreas agrícolas y el océano es azul. NASA Worldview

Tenga en cuenta que la imagen no tiene límites políticos, ya que estos no son características físicas. Para hacer las imágenes de satélite más útiles para la navegación, superponemos el mapa con líneas y puntos de referencia.

La misma imagen mostrada como color verdadero, con las características geográficas relevantes superpuestas. NASA Worldview

A partir de esto, podemos inferir dónde están los incendios mirando el humo. Sin embargo, los incendios en sí no son visibles directamente.

Imágenes en falso color

Las bandas infrarrojas de onda corta son menos sensibles al humo y más sensibles al fuego y nos pueden decir dónde está presente un incendio.

Al convertir estas longitudes de onda en colores visibles producimos lo que llamamos imágenes en falso color. Por ejemplo:

La misma imagen, esta vez mostrada como falso color. Ahora, el humo del fuego es parcialmente gris transparente mientras que las nubes no lo son. En rojo los incendios activos y en marrón las áreas quemadas recientemente. NASA Worldview

En esta imagen infrarroja de onda corta, comenzamos a “ver” debajo del humo y podemos identificar incendios activos. También podemos apreciar las áreas que ya se han quemado.

Térmico y puntos calientes

Como su nombre lo indica, las imágenes térmicas miden cómo de caliente o frío está todo en el área de la imagen. Los incendios activos se detectan como “puntos calientes” y se mapean como puntos en la superficie.

Las imágenes reflectantes solo son útiles cuando son obtenidas por el satélite durante el día. Los puntos calientes, además, se pueden medir por la noche, duplicando nuestra capacidad para observar incendios activos.

La misma imagen en falso color, con los puntos calientes superpuestos en rojo. NASA Worldview

Esta información se puede utilizar para crear mapas que muestran los puntos calientes acumulados durante varios días, semanas o meses.

El sistema de puntos calientes de Geoscience Australia muestra puntos calientes en todo el país en las últimas 72 horas. Vale la pena leer la sección “acerca de” (en inglés) para conocer las limitaciones o el potencial de error en el mapa.

Cuando los puntos calientes se muestran como íconos extremadamente grandes o se acumulan durante períodos largos, los resultados pueden ser engañosos. Pueden sugerir que hay un área mucho más grande bajo el fuego de lo que realmente se está quemando.

Por ejemplo, sería equivocado creer que todas las áreas en rojo en el siguiente mapa se están quemando o ya se han quemado. Tampoco está claro durante qué período de tiempo se acumularon los puntos calientes.

El Mapa mundial de puntos calientes de la Agencia de Investigación Ambiental. Environmental Investigation Agency

Sea inteligente

Teniendo en cuenta todo lo anterior, hay algunas preguntas clave que usted puede hacerse para evaluar la veracidad de un mapa de incendios forestales. Son las siguientes:

  • ¿De dónde viene este mapa y quién lo produjo?

  • ¿Es esta una imagen de satélite o una que utiliza puntos calientes superpuestos en un mapa?

  • ¿Qué representan los colores?

  • ¿Cuándo fue tomada?

  • Si este mapa muestra puntos calientes, ¿durante qué período de tiempo se acumularon? ¿Un día, un año entero?

  • ¿El tamaño de los puntos calientes es representativo del área que realmente se está quemando?

La próxima vez que vea un mapa de incendios forestales, piense dos veces antes de presionar el botón compartir.

This article was originally published in English