Miles de personas protestaron contra las injusticias del sistema durante las semanas posteriores el 15 de mayo de 2011. Pedro Rufo / Shutterstock

Así ha cambiado España en 25 años

Si echamos la vista atrás y recordamos cómo era la sociedad española hace 25 años, nos daremos cuenta de lo mucho que hemos cambiado. De hecho, cuando contamos a los más jóvenes cómo éramos hace un cuarto de siglo, nos miran incrédulos.

Parte de la conciencia del cambio que hemos experimentado en España la hemos adquirido gracias al trabajo constante de análisis e investigación de asuntos que preocupaban a nuestra sociedad y que, año tras año, se plasmaban en el Informe España de la Cátedra José María Martín Patino de la Cultura del Encuentro de la Universidad Pontificia Comillas.

El informe comenzó su andadura en 1994, año de la fuga de Luis Roldán; del cuarto tour consecutivo de Miguel Induráin; del descubrimiento de restos del Homo Antecessor en Atapuerca, o de la huelga general por la reforma laboral del Gobierno.

Ahora, en 2019, tras 26 años ininterrumpidos de publicación, el informe ofrece una buena panorámica de la evolución social y política de nuestro país que, por primera vez en siglos, se integra plenamente en las dinámicas de los países de su entorno europeo.

Seis grandes cambios

Entonces, ¿en qué hemos cambiado? En una mirada de conjunto a los informes publicados destacan seis grandes procesos alrededor de los cuales se articula el profundo cambio experimentado por la sociedad española en un cuarto de siglo.

  1. El largo camino –y sin retorno– hacia la igualdad de la mujer.

    Las mujeres han sido el principal motor de cambio social y económico en las últimas décadas. Su mejor rendimiento educativo ha sido la verdadera palanca de un cambio que, a través de su impacto en el empleo –ya nunca más reversible como en décadas anteriores–, ha permitido a la mujer alcanzar una creciente autonomía. Esta nueva posición social ha hecho aún más patentes e inadmisibles los déficits de desigualdad de género que aún perviven, y que encuentran sus manifestaciones más extremas en fenómenos como la violencia contra las mujeres y el acoso sexual.

  2. Hacia una sociedad diversa.

    El proceso de la inmigración en España ha modificado quizás para siempre nuestra sociedad y, seguramente, lo hará aún más en el futuro. La población extranjera en 1993 suponía el 1,1% de los residentes en España; en 2017 un 13%. Ningún país de nuestro entorno ha vivido un proceso de cambio tan rápido y tan profundo que, hasta ahora, no ha provocado problemas significativos de integración y de aceptación por parte de una sociedad cada vez más diversa.

  3. La precarización del empleo.

    La publicación del primer Informe España coincidió con una tasa de paro del 25% de la población activa, que se volvió a alcanzar 20 años más tarde. En medio, un período de intensa creación de empleo. Pero ya nada es igual. Asistimos a cambios profundos y permanentes en el mundo del trabajo y del empleo, con su creciente precarización, que están impactando de lleno en los grandes contratos que sostienen y dan coherencia a nuestra sociedad.

  4. Una sociedad envejecida.

    A lo largo de los últimos 25 años hemos asistido a un acelerado proceso de envejecimiento de la población española. El creciente peso demográfico de los mayores, por el aumento de la esperanza de vida, ha venido acompañado de un mayor protagonismo también económico, social y político, lo cual exigirá una reformulación del contrato intergeneracional sobre el que se sustentan los principales equilibrios de nuestra sociedad. En el otro extremo, la baja tasa de fecundidad –que ha caído hasta los 1,3 hijos por mujer, muy alejada del nivel de reemplazo– no es más que el corolario de una serie de desequilibrios estructurales que afectan a la sociedad española.

  5. La omnipresencia de la tecnología.

    La democratización de la telefonía móvil y de Internet, de su confluencia radicalmente transformadora a partir de 2007; la aparición y ubicuidad de las redes sociales; la configuración de un mundo y de una sociedad hiperconectada… La tecnología ha dejado constancia de su potencialidad para cambiar radicalmente la educación, la sanidad, las empresas, en la vida familiar y social… y hasta en la vida política. Ha dejado de ser un instrumento para convertirse en una parte fundamental del ecosistema personal y social en el que se desarrolla nuestra vida.

  6. El desafío medioambiental.

    La crisis climática ha dejado de ser una amenaza teórica o lejana para condicionar de manera creciente nuestra vida cotidiana. El deterioro de la salud a causa de la contaminación ligada a la movilidad y a la producción de energía a partir de combustibles fósiles; las consecuencias del cambio climático en los prolongados períodos de sequía y graves inundaciones; la extensión de enfermedades tropicales; la multiplicación de incendios devastadores… son fenómenos con un impacto económico y social creciente, y con un enorme potencial de reconfiguración de la vida de las comunidades tanto en el ámbito nacional como internacional.

Agustín Blanco, director de la Cátedra José María Martín Patino de la Cultura del Encuentro de la Universidad Pontificia Comillas, presenta el Informe España 2019. Desde hace 26 años, este informe repasa los cambios sociológicos y políticos en España.

Todos estos grandes procesos se entretejen en el relato sobre el cambio de la sociedad española que elabora desde hace 26 años el informe de la Cátedra José María Martín Patino de la Cultura del Encuentro, que siempre ha abordado una gran variedad de temas y los focos de interés han ido cambiando a lo largo de los años, en lógica correspondencia con la propia evolución de la sociedad española, el protagonismo coyuntural de determinados fenómenos o el inicio o consolidación de procesos estructurales de largo alcance. Un relato interdisciplinar, global y comprensivo con vocación de ayuda al debate público sobre los grandes problemas comunes de la sociedad española.

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 97,000 academics and researchers from 3,134 institutions.

Register now