Alex Azar, el secretario de salud pública en Estados Unidos, presenta en el Senado sobre el coronavirus, 25 de febrero, 2020. AP Photo/J. Scott Applewhite

¿Cómo prepararnos para el coronavirus? 3 preguntas y respuestas

Nota del editor: Las autoridades de Salud Pública en los Estados Unidos han advertido que el coronavirus, que se ha propagado en distintas partes de los Estados Unidos, se avecina y el país necesita estar preparado. ¿Pero qué quiere decir esto para usted, y para las autoridades de salud pública? Aubree Gordon, profesora en la Universidad de Michigan lo explica.

1. ¿Cómo nos preparamos para algo que no podemos predecir?

Lo primero, y más importante, es que las personas deben prepararse para que su vida diaria se vea afectada por medidas de salud pública que se emplearán para tratar de limitar el contagio y propagación del virus.

Esto puede ser algo tan sencillo como medidas de distanciamiento en círculos sociales que incluye la cancelación de eventos donde se aglomeren muchas personas, hasta medidas que tengan un mayor impacto en el diario vivir como el cierre de escuelas y negocios. También es posible que se les solicite a las personas que permanezcan en sus casas por un periodo de tiempo extenso si hay un brote lo suficientemente grande en el área, tal y como ha ocurrido en China.

Para poder prepararse para ello, es recomendable tener suficientes alimentos que duren por un periodo de dos semanas, artículos de higiene personal y un número suficiente de medicamentos que sean de prescripción o sin prescripción médica. Es también muy importante tener copias de récords médicos por motivos de referencia.

2. ¿Se han reportado 60 casos en los EEUU hasta ahora, por qué puede aumentar este número?

Hasta hace poco, todos los casos en los Estados Unidos han sido importados directamente y están relacionados a viajes. Esto quiere decir que, o alguien vino a los Estados Unidos ya infectado con el virus o tuvo contacto con alguien que recientemente ha viajado fuera del país.

Para poder darle seguimiento a estos casos, las autoridades de salud pública han estado realizando exámenes en todas las personas que han viajado recientemente a China y que han reportado síntomas o que han tenido contacto con personas que han viajado de China donde inició este brote. De la misma manera, también se está examinando a personas que han tenido contacto con alguna persona con infección confirmada. Personas que hayan tenido un resultado de examen positivo han sido aisladas. Además de ello, a las personas que viajan desde lugares donde también han habido brotes se les ha solicitado que se mantengan en cuarentena en sus casas o el gobierno de los Estados Unidos los ha mantenido en cuarentena por 14 días para prevenir transmisión a partir del día en que fueron infectados pero que todavía no han mostrado síntomas.

Sin embargo, conforme el virus se establece en en diferentes países, habrá más ingresos a los Estados Unidos lo cual se podría traducir en que viajeros traigan el virus a los Estados Unidos de otros países. Es inevitable que hayan casos que pasemos por alto lo cual resultará en transmisión entre la comunidad en los Estados Unidos. Puede que esto ya esté pasando.

Además, ahora mismo el sistema de salud pública se está concentrando en examinar a individuos con conexión a algún brote conocido en alguna localización específica o conexión con algún caso confirmado. Las autoridades de salud pública y personal médico están buscando activamente los casos en los lugares más obvio, pero esto quiere decir que posiblemente no estén detectando casos de forma temprana en sitios donde no se espera tenerlos. Las autoridades de los Estados Unidos podrán saber que esto ha sucedido si detectan un grupo de casos severos, en cuyo punto ya habrán pasado múltiples cadenas de transmisión y un brote habrá comenzado.

3. ¿Que ha cambiado y por qué las autoridades de salud pública se encuentran más preocupadas que antes?

Los brotes están ocurriendo ahora en múltiples países. También, el hecho de que tengamos múltiples brotes, brotes concurrentes-y que las autoridades de salud pública conozcan poco sobre la dimensión de estos brotes es preocupante.

Conforme el virus vaya propagándose a más países, particularmente aquellos con sistemas de salud no tan bien establecidos, será más difícil controlar que haya un propagamiento global. Mientras el número de casos en una localización vayan aumentando, la posibilidad que alguien se infecte viajando desde ese lugar irá en incremento. Y esto por su parte incrementa la posibilidad de que el virus sea introducido a otros lugares.

Por ejemplo, había habido pocos casos de COVID-19 detectados en Italia hasta el 22 de febrero de 2020 y todos ellos estaban relacionados a personas que viajaron. Sin embargo, un par de días después, las autoridades detectaron un conglomerado de casos en COVID-19. No existía una conexión clara de estos casos con el antecedente de viajar, lo cual indica que se está dando transmisión en la comunidad. Ahora, los casos importados de Italia, sea por turistas italianos o ciudadanos retornando de Italia han sido detectados en múltiples países. Igualmente, Irán ahora también tiene transmisión en la comunidad y ha exportado casos a múltiples países.

En las semanas y meses por venir, este patrón muy probablemente se repetirá en múltiples localizaciones.

Traducido por Julio Zuniga Moya, un estudiante de posgrado en el Departamento de Epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Universidad de Michigan.

This article was originally published in English

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 99,600 academics and researchers from 3,194 institutions.

Register now