Menu Close

¿Qué es el botox y cuánto puedo ponerme?

Woman receives an injection in her forehead
El botox es ahora el tratamiento cosmético no quirúrgico más popular en Estados Unidos. Jacquelyn Martin/Associated Press

La demanda de tratamientos cosméticos, incluidos el botox y los rellenos, ha aumentado desde que comenzó la pandemia de COVID-19. Los dermatólogos y cirujanos plásticos están atribuyendo el auge a los pacientes que desean mostrar su mejor cara para las reuniones de Zoom en línea, así como un mayor tiempo para asistir a las citas y recuperarse de los tratamientos.

El botox es ahora el tratamiento cosmético no quirúrgico más popular en Estados Unidos, con un tamaño de mercado valorado en 4,7 mil millones de dólares. Durante los últimos 20 años, el número de procedimientos cosméticos con botox ha aumentado más del 700%, con más de 6 millones de tratamientos realizados cada año.

Ahora, de moda entre los millennials, el botox preventive implica detener las arrugas antes de que tengan la oportunidad de formarse. Y aunque las mujeres todavía usan más botox que los hombres, ellos lo están probando, una tendencia conocida como “brotox”.

Como dermatólogo certificado por la junta que administra con frecuencia tratamientos de botox, a menudo me preguntan cómo funciona, qué logra, cómo evitar el “botox malo” y si una persona puede llegar a usar demasiado.

¿Qué es el Botox?

Botox es una marca de una toxina producida por la bacteria Clostridium botulinum. Otras marcas de toxinas similares incluyen Dysport, Xeomin y Jeuveau. En grandes cantidades, estos químicos pueden causar botulismo, una enfermedad que puede producir náuseas, vómitos y, en casos graves, parálisis fatal de músculos vitales.

Sin embargo, usando pequeñas cantidades, los médicos pueden usar la toxina de manera segura para reducir la apariencia de líneas finas y arrugas. En la década de 1980, Jean y Alastair Carruthers, un oftalmólogo y un dermatólogo canadiense, descubrieron accidentalmente las propiedades antienvejecimiento de la toxina cuando notaron que los pacientes que recibían inyecciones para los espasmos faciales también estaban perdiendo las líneas de expresión. Los estudios posteriores no sugirieron riesgo a largo plazo.

El ‘brotox’. Getty Images

¿Como funciona?

El botox se administra con una aguja fina en el músculo debajo de la piel. Bloquea las señales de los nervios a los músculos. Esto resulta en una parálisis temporal de esos músculos. Debido a que el músculo inyectado ya no puede contraerse, las arrugas se suavizan y relajan. Con el tiempo, la piel se vuelve más suave con mejoras en la calidad, el tono y la textura.

El botox se usa con mayor frecuencia para las líneas horizontales de la frente y las arrugas alrededor de los ojos, las líneas de preocupación, y las líneas de expresión entre las cejas, los “11”. No está aprobado por la FDA para los labios. Las arrugas en la parte inferior de la cara causadas por la gravedad y el daño solar no responden tan bien al botox.

No hay un costo “promedio” para el botox. Los distribuidores y los profesionales tienen tarifas variables.

Más allá de las aplicaciones cosméticas, el botox es un tratamiento para más de 20 afecciones médicas, que incluyen espasmos oculares, parálisis de Bell, dolor de cabeza, sudoración excesiva e incontinencia urinaria.

El procedimiento dura solo unos minutos. Algunas personas prefieren usar crema anestésica, pero no se requiere anestesia y el malestar es menor. Durante cuatro a seis horas después, los pacientes no deben acostarse, manipular el área inyectada o hacer ejercicio vigoroso. Esto evita que el botox migre fuera de las zonas de tratamiento. Pero está bien regresar inmediatamente al trabajo o reanudar las actividades sociales normales. Por lo general, el botox tarda de una a dos semanas en surtir efecto completo, pero algunos pacientes notarán cambios después de dos o tres días.

El botox no es un tratamiento ‘único para todos’. AP Photo/Damian Dovarganes

Normalmente, el efecto dura de tres a seis meses. A medida que la acción de los músculos regresa gradualmente, las líneas y arrugas comienzan a reaparecer y pueden retirarse. Con el tiempo, las líneas y arrugas que regresan parecen menos graves; los músculos aprenden a relajarse y la piel suprayacente se vuelve menos arrugada y doblada.

Cosas a considerar antes de la inyección

No se ha determinado la seguridad del botox para mujeres embarazadas o en período de lactancia, por lo que ningún grupo debe usarlo. Además, las personas con ciertas enfermedades neurológicas no deben usarlo.

Cuando un experto realiza el procedimiento, los pacientes generalmente toleran bien el botox. Un estudio reciente encontró que menos del 1% de los pacientes experimentan problemas si un dermatólogo certificado administra el tratamiento. Los hematomas temporales son el efecto secundario más común. A veces se presentan dolores de cabeza; se detienen en uno o dos días. Un pequeño porcentaje de pacientes puede desarrollar cejas o párpados caídos, pero esto generalmente se resuelve en unas pocas semanas.

Debido a que los spas de día y otros consultorios no médicos realizan tratamientos con botox, muchas personas piensan que una inyección está al mismo nivel que una manicura, un facial o un corte de cabello. Este no es el caso. Este es un procedimiento médico que requiere entrenamiento y experiencia específicos para lograr resultados seguros y estéticamente agradables.

Muchos médicos y paraprofesionales médicos anuncian tratamientos con botox después de tomar un curso de fin de semana con inyecciones. Pero esos cursos les están enseñando a sus estudiantes a igualar una plantilla, y el botox no es un tratamiento “único para todos”. Deben tenerse en cuenta las características únicas y los patrones musculares de cada persona.

Es mejor elegir un proveedor experimentado con amplios conocimientos de anatomía facial, un ojo estético y habilidades bien desarrolladas. Un médico certificado altamente capacitado también es el que mejor puede manejar cualquier complicación posterior al tratamiento.

¿Puedo ponerme demasiado Botox?

Si acudes con un proveedor no calificado, es posible que no se vea bien, sin importar la cantidad. Dicho esto, cuando se trata de botox, menos es más.

Quieres un look sutil y natural, con mucho movimiento en el rostro. Demasiado causa esa apariencia congelada estereotipada. El botox no se nota si un médico capacitado lo inyecta en pequeñas dosis. Y cuando se realiza correctamente, un buen tratamiento con botox presenta a un paciente que parece más descansado, con cejas más definidas, ojos más abiertos y una piel que adquiere una apariencia más suave y juvenil.

Este artículo fue traducido por El Financiero.

This article was originally published in English

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 117,100 academics and researchers from 3,789 institutions.

Register now