Menu Close

Canal 7-7 PMR: Cómo un ‘walkie talkie’ de juguete podría salvarnos la vida

Es muy posible que durante la noche de Reyes Magos hayan dejado bajo muchos árboles de Navidad unos ‘walkie talkies’ PMR para los más pequeños de la familia.

Probablemente no se trate del regalo estrella de este año. Más bien uno de esos juguetes que complementan a los que generan mayor expectación. Sin embargo, este producto tiene una utilidad más allá de lo puramente lúdico e infantil.

De hecho, bien utilizado podría llegar a salvarnos de un buen aprieto.

Un día cualquiera en la montaña…

Póngase en situación. Es un domingo cualquiera y decide salir a correr por la montaña, en solitario. Los trail running están de moda y se ha propuesto entrenar en serio.

En un descenso algo escarpado tropieza con una piedra, rodando ladera abajo. Cuando, al fin, logra parar e intenta levantarse, ¡sorpresa! Se percata de que es incapaz.

Un dolor insoportable le impide ponerse en pie. Mucho menos caminar. Es posible que su tobillo este fracturado. Saca el teléfono móvil de su riñonera, con intención de solicitar ayuda llamando al 112, pero… no hay señal.

En la cima de enfrente puede ver a un grupo de montañeros. Grita desesperado, pero no le oyen. Además, el viento juega en su contra. En ese momento es consciente de que, si no logra solicitar ayuda, no habrá rescate posible. La lesión será el menor de sus males durante la noche porque la hipotermia le matará.

Este podría ser el tráiler de una película de sobremesa del sábado. Por desgracia, situaciones muy similares están ocurriendo en nuestro entorno. Tal vez condicionado por el atractivo turístico y deportivo de las actividades en el medio natural, la incidencia de los accidentes de montaña está experimentado un espectacular incremento. Es más, en ciertas comunidades algunos expertos ya lo consideran como un verdadero problema de salud pública.

En caso de accidente en la montaña la solicitud de auxilio y la alerta precoz a los servicios de emergencia es un acto decisivo. Este determinará la evolución y resolución del problema.

Ahora bien, la atención de emergencias fuera del contexto urbano representa un verdadero reto para los equipos de rescate. Algunas de las causas son las difíciles condiciones de accesibilidad y comunicación derivadas de la orografía del medio.

El teléfono móvil

Es indudable que el teléfono móvil representa el medio de comunicación más efectivo. No sólo permite establecer una comunicación por voz, también facilita el intercambio de todo tipo de contenidos digitales y el uso de aplicaciones.

En caso de emergencia, permite contactar con el 112. Incluso si éste se encuentra sin tarjeta SIM, saldo, cobertura o está bloqueado.

La telefonía funciona extraordinariamente bien en zonas urbanas, donde se ubican las antenas GSM. Ahora bien, su rendimiento es incierto en zonas remotas y alejadas de la ciudad.

La radio

Antes de la aparición de la telefonía móvil, el uso de radios entre montañeros o clubes de alpinismo era popular. Este permitía facilitar la comunicación entre grupos o con los refugios.

Los dispositivos de radio analógica son aparatos emisores con capacidad de transmitir el sonido a través del aire en forma de radiación electromagnética (ondas de radio). La difusión y alcance de las señales emitidas depende en gran medida de la presencia de obstáculos físicos y de la atmósfera.

Así, a diferencia de la telefonía móvil, el rendimiento de la radio es limitada en ciudades (repletas de edificios que absorben las ondas). Eso sí, altamente satisfactoria en entornos abiertos, como la montaña.

Un walkie talkie PMR (acrónimo de Personal Mobile Radio) permite la comunicación directa entre personas que comparten un mismo canal y subtono. También estando separadas varios kilómetros entre sí. Consiste en un sistema de radio de baja potencia y uso libre cuya versión analógica ofrece 16 canales y 38 subtonos por canal.

El alcance teórico de estos dispositivos ha sido estimado por los fabricantes en menos de diez kilómetros. En condiciones favorables y en un entorno despejado de obstáculos se pueden lograr distancias mayores.

En términos generales, se considera que con un PMR seremos capaces de comunicarnos con aquello que seamos capaces de ver. Es decir, sería posible contactar con otras personas en lo alto de una cima si también disponen de un walkie talkie PMR sintonizado en el mismo canal y subtono y que se encuentren al alcance visual.

La iniciativa Canal 7-7 PMR

Desde el año 2015, se ha impulsado la iniciativa “Canal 7-7 PMR” en España y el sur de Francia. Esta propone el uso del Canal 7 - Subtono 7 de los PMR como canal de referencia de comunicación para actividades en el medio natural.

Sintonizarlo podría permitirnos contactar con otros montañeros o grupos. Incluso emitir o recibir una eventual llamada de socorro.

De forma complementaria a la telefonía móvil (o ante su inoperatividad circunstancial), el uso de radios PMR en este canal y subtono facilita la coordinación entre los integrantes del grupo de excursionistas. Además, permite la comunicación con otros grupos próximos que pudiesen necesitar o facilitar ayuda, información o auxilio.

Asimismo, podría ser una vía de comunicación directa con los servicios de rescate durante su aproximación al lugar de un incidente.

El bajo precio y la facilidad para adquirir estos dispositivos en el mercado han propiciado su popularización en la población con fines lúdicos. Sin embargo, debe incentivarse su uso en todas las salidas a la montaña como un elemento de seguridad más.

Cuantos más dispositivos PMR a la escucha en el Canal 7 - Subtono 7 existan, mayores serán las garantías para recibir asistencia pronto ante un problema inesperado. Incluso si el lugar está alejado del ámbito habitual de actuación de los servicios de emergencia tradicionales.

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 119,800 academics and researchers from 3,851 institutions.

Register now