Menu Close

El incendio de Valencia: otro ejemplo del peligro de los materiales inflamables en la construcción

Un incendio de grandes proporciones ha arrasado un edificio de 14 plantas en el barrio de Campanar de Valencia, provocando una tragedia humana para la que no hay consuelo. Una vez más, como ocurrió en el incendio de Torre Grenfell de Londres, que dejó más de setenta muertos, nos encontramos buscando respuestas sobre cómo los edificios pueden convertirse en trampas mortales.

Alucobond, aislante térmico y acústico

Mientras que la causa del último incendio en Valencia sigue bajo investigación hasta la fecha de publicación, ya conocemos varios materiales que magnifican el riesgo de incendio y que hasta hace relativamente poco tiempo se utilizaban ampliamente en la construcción, como el poliuretano contenido en los paneles tipo Alucobond.

Alucobond se emplea como nombre genérico y se refiere a un material compuesto de aluminio. La mayoría de estos compuestos también se denominan panel de aluminio-plástico. Estos paneles suelen tener una estructura tipo sándwich, es decir, una capa central de plástico (o de otros materiales, por ejemplo, en forma inorgánica), que está intercalada entre dos paneles de aluminio.

En cuanto a la capa central, se utilizaban materiales plásticos como la espuma de poliuretano (PU) y el polietileno (PE). Además, se emplean adhesivos a base de resina entre la capa central y la capa de aluminio.

Los paneles de aluminio-plástico tipo Alucobond tienen una aplicación muy amplia en la construcción, como revestimiento exterior de edificios, decoración interior y recubrimiento protector en la superficie. La función principal es como aislante térmico y aislante acústico.

Altamente inflamable

Los materiales que conforman estos paneles (plásticos, adhesivos) son altamente inflamables. Por ejemplo, si la capa central está hecha de espuma de PU sin tratamiento ignífugo, resulta muy fácil que se prenda fuego y que se propague rápidamente. Si se usa como revestimiento, en cuestión de apenas minutos puede propagarse por todo el edificio.

Es importante destacar que algunos tipos de Alucobond recientes son ignífugos y utilizan un material de relleno mineral, en lugar de plástico inflamable, entre las capas de aluminio exteriores. Pero muchos edificios antiguos no cuentan con este material más avanzado.

Basta una chispa

El peligro de utilizar espuma de poliuretano o resina de polietileno es que cualquier fuente de fuego común podría encenderlas. Eso incluye chispas de corte, descargas eléctricas, incluso colillas de cigarrillos no apagadas.

Una vez que se produce el incendio, otros componentes involucrados en el Alucobond, como los adhesivos, arderán rápidamente y liberarán humo y gases tóxicos. Incluso la capa de aluminio podría incendiarse si se alcanzan temperaturas suficientemente altas.

Tecnologías para reemplazarlos

La omnipresencia de estos materiales hace imposible eliminarlos de nuestra vida. Sin embargo, existe la posibilidad de trabajar en un enfoque más prometedor y práctico: hacer que los materiales existentes sean menos susceptibles a la ignición.

Actualmente, en el Instituto IMDEA Materiales se están investigando cuatro tecnologías principales que podrían ser utilizadas para reemplazar este material o mejorar la seguridad contra incendios.

  1. Espumas de PU altamente retardantes de llama. Es posible utilizarlas como materiales centrales en paneles tipo Alucobond, lo que mejoraría enormemente la seguridad contra incendios del producto, especialmente si se utiliza como revestimiento exterior de edificios.

  2. Espumas de aerogel altamente resistentes al fuego. Su resistencia al fuego es mucho mejor que la de la espuma plástica tradicional, pero tiene un peso ligero similar y comportamientos de aislamiento al calor y acústico.

  3. Recubrimiento retardante de llama altamente eficiente. En caso de incendio, en cierta medida limitará la propagación del fuego y proporcionará más tiempo a las personas para escapar.

  4. Sistema de advertencia temprana de incendios. Sensores que detectan los incendios antes de que se expandan. Esta tecnología es posible integrarla con Alucobond (tanto en aplicaciones exteriores como interiores). Una vez que se produce el incendio, en menos de 2 segundos, se activa el sistema de advertencia. Así los residentes del edificio pueden recibir el aviso al instante y abandonar el edificio inmediatamente.

Cómo evitar incendios futuros

Es hora de revisar cuidadosamente todos los materiales de revestimiento de las construcciones, especialmente en los edificios antiguos. Si algún edificio tiene revestimientos inflamables, convendría que fuera modificado y actualizado.

También es fundamental utilizar materiales de revestimiento no inflamables en las construcciones mediante el uso de nuevas tecnologías, especialmente teniendo en cuenta la seguridad contra incendios, la liberación de gases tóxicos y el humo, etc.

Por otro lado, las tecnologías de advertencia temprana de incendios se están implementando de manera inteligente en las construcciones, lo que mejorará significativamente la seguridad de la propiedad y de las personas.

Además, sería recomendable que cada familia tuviera algunos elementos personales resistentes al fuego, como una manta ignífuga.

Pero, sobre todo, es necesario invertir en materiales que eviten tragedias como la del incendio en Valencia. Y que no se repitan.

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 181,800 academics and researchers from 4,938 institutions.

Register now