Menu Close

La selección: sobrepesca, acuicultura y consumo responsable

Los pescados y los mariscos son dos de los alimentos habituales de los banquetes navideños. Langostinos, nécoras, pulpos, calamares, lubinas, merluzas y mejillones llenan las bandejas después de pasar por las pescaderías, donde podemos adquirirlos sin tener que pensar en su procedencia, método de captura o estado de conservación.

No obstante, interesarnos por estos datos nos permite seleccionar nuestra compra siguiendo criterios ambientales. Por ejemplo, si tenemos en cuenta el actual declive de la anguila debido a la sobrepesca, no parece muy adecuado incluir este pez en nuestra cesta navideña o pedirlo en un restaurante.

La captura excesiva y el cambio climático también amenazan las poblaciones de anchoas y sardinas en el Mediterráneo. Pero la responsabilidad de evitar los perjuicios a estas especies no recae solo en los consumidores. La gestión de los recursos marinos debe considerar el estado de los ecosistemas y las alteraciones que ya está provocando el calentamiento de los océanos para asegurar tanto la supervivencia de estos animales como su pesca en el futuro.

Si bien reduce la presión sobre los caladeros, la acuicultura tampoco está exenta de generar impactos sobre el medio ambiente. En su caso, los principales criterios de sostenibilidad se centran en el tipo de alimentación de los peces, su bienestar y la contaminación que genera.

Actualmente, para fabricar los piensos se emplean sobre todo harinas y aceites de pescado y de soja, cuya obtención supone graves problemas ambientales y económicos, aunque ya se están buscando alternativas. A esto se añade la cuestión moral de confinar a criaturas sensibles, como los pulpos, en sistemas alimentarios industriales.

Entonces, ¿deberíamos dejar de comer pescado? Lo cierto es que supone una fuente de proteína de alta calidad. Si no queremos prescindir de él, el camino para no provocar daños irreversibles en las especies y ecosistemas marinos pasa por hacer un consumo responsable y mejorar la sostenibilidad de la pesca y la acuicultura.

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 179,000 academics and researchers from 4,895 institutions.

Register now