Menu Close

¿Cambió la motivación de los estudiantes tras el confinamiento?

La motivación es una palabra común muy utilizada. La decimos cuando hablamos de nuestro estado de ánimo; es normal preguntar a un amigo o amiga si están motivados y qué les motiva. Pero ¿qué es la motivación, y sobre todo, cuáles son las cosas o situaciones que nos motivan?

Comenzaremos con una palabra más simple, mover, que es parte de la raíz de motivación. Nos indica por lo tanto todo aquello que ocasiona un movimiento, un movimiento en nuestra forma de actuar.

Podemos pensar que la motivación es todo aquello que nos mueve, que nos hace levantarnos cada mañana o que simplemente nos impulsa a seguir adelante.

Los factores que influyen en la motivación

Diferentes cosas nos motivan de acuerdo a factores como la edad, el sexo, el estilo de vida o la clase social. Es fácil comprender que la motivación de un padre de familia es ver a sus hijo con salud, y al mismo tiempo la motivación de un adolescente puede ser conocer en persona a su influencer favorito.

Uno de los puntos más interesantes de la motivación es que es totalmente personal; más allá de los factores mencionados, hay dos grandes cuestiones que influyen en ella: la disposición y la capacidad. Con la conjugación de estas dos variables y los factores personales podemos calcular la motivación de cada persona para realizar cualquier actividad.

¿Cambió nuestra motivación con la pandemia?

La pandemia nos hizo estudiar desde casa, dejamos de reunirnos con nuestros amigos de la escuela, por un tiempo nuestras clases fueron a través pantalla.

Cambiaron nuestras formas de vivir, aprendimos y nos adaptamos a nuevas maneras de aprender, y después de un largo tiempo volvimos a clases. ¿Ha influido ese paréntesis en nuestra motivación?

Con el objetivo de dar una respuesta más objetiva a las preguntas planteadas, se realizaron una una serie de preguntas en forma de encuesta a jóvenes universitarios del Centro Universitario de los Altos (Universidad de Guadalajara), en la ciudad de Tepatitlán de Morelos, estado de Jalisco, México.

La selección de los encuestados fue de forma aleatoria entre alumnos de carreras de áreas administrativas, la edad de los participantes oscila entre los 18 a 23 años, y todos con características demográficas y estilos de vida similares.

¿Cómo nos motivamos?

Las teorías de motivación buscan comprender la relación entre los procesos, sentimientos y comportamientos de las personas, independiente al ámbito, para entender por qué nos comportamos como lo hacemos.

La clasificación de factores de motivación tiene diferentes enfoques. Abraham Maslow los divide en cinco factores y pondera su importancia en forma de pirámide. Frederick Herzberg, presenta su teoría en la cual establece que el nivel de motivación tiene dos grandes grupos de factores; internos y externos, llamados factores motivacionales y de higiene.

David Clarence McClelland, psicólogo con prominentes estudios en el área de las emociones humanas, más específicamente en el área de la motivación humana, considera que toda motivación se basa en la emoción.

McClelland establece tres factores principales en la motivación: logro o realización, poder y afiliación.

  1. El logro o realización es el sentimiento de haber alcanzado metas y objetivos y cómo provoca comportamientos específicos.

  2. El poder se basa en el deseo de controlar y ejercer poder sobre los demás. Las personas que poseen esta necesidad se sienten satisfechas y cómodas en situaciones en las que están al mando.

  3. La afiliación refleja el deseo de pertenecer a un grupo de personas. En este contexto, la calidad de las relaciones interpersonales en ese espacio es fuente de motivación.

Estudiantes tras la covid-19

Nuestra encuesta se basó en esta clasificación de McClelland. Los resultados fueron sorprendentes, ya que predominaron con más del 50 % las respuestas relacionadas con el factor de la afiliación; tanto la necesidad de logro como la de poder ocuparon el segundo y tercer lugar. Basándonos en los estudios de McClelland, las personas que reflejan una necesidad de afiliación se caracterizan por un deseo de socialización.

Esto puede entenderse como un efecto del tiempo en el cual los adolescentes debieron aislarse de la sociedad y de sus amigos, sobre todo si tenemos en cuenta que estudios previos mostraron un dominio en factores asociados a la autorrealización de los jóvenes como principal motivación.

El valorar sobre todo el hecho de sentirse parte de un grupo de personas se ha convertido en una razón actual y fuerte de motivación para muchos jóvenes. Aunque los estudios son reducidos, indican un campo de oportunidad para futuras investigaciones.

Detectar y definir un posible cambio en la percepción motivacional de los jóvenes tendría implicaciones en procesos pedagógicos y de acompañamiento psicológico, de cara tanto a los métodos de enseñanza como a los cuidados de la salud mental en estudiantes.

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 181,900 academics and researchers from 4,938 institutions.

Register now