Qué se encuentran los universitarios al acceder al mercado laboral

Qué se encuentran los universitarios al acceder al mercado laboral

Las economías de los países desarrollados están viviendo una transformación derivada de los cambios de sus mercados laborales y la evolución del trabajo. Muestra de ello son las tendencias y conclusiones presentadas en el informe del World Economic Forum (WEF) acerca del futuro del trabajo.

En este informe se pone de manifiesto que para prevenir un indeseable futuro lose-lose -fracasado- es necesario un esfuerzo conjunto por parte de empresas, individuos e instituciones públicas. La apuesta por el reconocimiento del valor del capital humano debe ser, desde la posición de las empresas, enfocado como una inversión y no como una carga. Además, la cada vez más rápida evolución del tipo de perfiles profesionales apunta a una mayor importancia de las soft-skills y la formación continua a lo largo de la carrera profesional.

Necesidad de modernizar la educación superior

De hecho, el diseño y aplicación del Espacio Europeo de Educación Superior fue motivado, en parte, desde la necesidad de modernizar la educación superior para responder a estos retos. No obstante, en el último informe sobre la implementación del Plan Bolonia se refleja que deben llevarse a cabo aún esfuerzos sistemáticos para mejorar la relación entre la educación superior y el mercado laboral.

En el caso de España, los jóvenes cuentan con uno de los niveles de desempleo más altos de Europa. De acuerdo con los últimos datos ofrecidos por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España, tan solo un 19,4 % de los jóvenes españoles consigue emanciparse, el 47 % de los jóvenes empleados menores de 30 con estudios superiores se encuentran sobrecualificados para el puesto que desempeñan, y la tasa de temporalidad ha alcanzado el 57,6 % –primer semestre de 2017-.

Factores que facilitan (o no) la búsqueda de empleo

En este contexto, es natural preguntarse acerca del proceso de incorporación de las personas al mercado laboral desde el sistema educativo: ¿cuál es la situación de los egresados universitarios españoles y cómo valoran distintos factores que han podido facilitar o dificultar la búsqueda de empleo? Para responder a estas cuestiones, se han analizado los últimos datos disponibles de la Encuesta de Inserción Laboral de los Titulados Universitarios (EILU) 2014 realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esta encuesta incluye preguntas sobre la importancia que los egresados dan a factores considerados tanto positivos como una dificultad para conseguir un empleo, en base a su experiencia. Con respecto a las valoraciones relacionadas con fortalezas para la inserción laboral, la Figura 1 muestra la distribución de respuestas de egresados con empleo, por rama y factor.

Figura 1. Valoración por parte de los entrevistados de factores relacionados con fortalezas, distinguiendo por rama. Elaboración de los autores a partir de los datos del INE

Por su parte, la Figura 2 muestra la distribución de valoraciones de las dificultades por las que se pregunta en la encuesta a los egresados que no han tenido un empleo desde que terminaron su titulación.

Valoración por parte de los entrevistados de factores relacionados con fortalezas, distinguiendo por rama. Elaboración de los autores a partir de los datos del INE

Con respecto a las fortalezas, los egresados de la rama de Ciencias de la Salud valoran más positivamente que el resto los conocimientos teóricos y prácticos, y conceden menos importancia a los idiomas, el manejo de medios informáticos, la personalidad y habilidades sociales y la capacidad de gestión y planificación. En cambio, los egresados de la rama de Artes y Humanidades valoran más que el resto saber idiomas y los de Ingeniería y Arquitectura, la formación o dominio de la informática y las nuevas tecnologías.

En relación a las dificultades, la falta de experiencia laboral previa surge como factor al que más importancia conceden los entrevistados.

¿Creen que el título universitario les ha servido para encontrar trabajo?

Esta encuesta también incluye una pregunta para estimar si los egresados consideran que su título universitario les ha servido para encontrar trabajo. Menos de un 50 % de los encuestados de la rama de Artes y Humanidades respondió afirmativamente a esta pregunta, que destaca al compararse con el casi 84 % de respuestas positivas de los egresados de Ciencias de la Salud.

Conclusiones

A partir de estos datos pueden extraerse las siguientes conclusiones:

  • En general, los egresados que han tenido un empleo desde la finalización de sus estudios valoran positivamente los conocimientos teóricos y prácticos de su titulación, las capacidades sociales y de gestión del tiempo.

  • La barrera a la que los egresados dan más importancia es la falta de experiencia profesional.

  • Finalmente, en todas las ramas –excepto Humanidades y Artes– más del 50 % de los encuestados manifiestan que la titulación les ha ayudado a conseguir un trabajo, aunque más del 20 % de todas las ramas –excepto Ciencias de la Salud– indicó que no les había resultado útil.

Estas conclusiones proporcionan un marco para reflexionar acerca de los puntos de acción que podrían mejorar la incorporación de los egresados universitarios al mercado laboral. En primer lugar, aparecen diferencias entre las distintas ramas de conocimiento de los estudios. Esto sugiere que, posiblemente, no se pueda encontrar una solución única que se adapte a las condiciones de todos los egresados.

¿Cómo podría mejorar la situación?

La atención a estos factores, el análisis detallado de su impacto y efectos y la consideración de cómo interactúan con las características del mercado laboral podría ayudar a mejorar la articulación de políticas educativas y de empleo. Por otro lado, la búsqueda de espacios comunes entre empresas y universidades –por ejemplo, esquemas de formación dual– podría ayudar a mejorar estas perspectivas y a complementar la formación teórica y práctica con otras capacidades que faciliten la contratación de los jóvenes egresados.

Universidades, empresas e instituciones públicas tienen que trabajar conjuntamente para resolver los retos que plantea esta situación para que la transformación de la economía se aleje de los pronósticos más pesimistas.


Una versión de este artículo fue publicada originalmente en Universidad Sí.