The Conversation / FR / ES / UK : los tres pilares de una conversación europea

Aunque parezca extraño, lanzar una nueva edición de The Conversation resulta un poco estresante. No somos un medio de comunicación tradicional, ya que nos basamos en un concepto singular de colaboración entre expertos y periodistas. Esto implica, por tanto, que nuestro trabajo no depende únicamente de nuestro deseo de analizar los principales temas de actualidad. En primer lugar, debemos convencer a nuestros autores y a sus universidades del interés de nuestro modelo y embarcarlos con nosotros en esta aventura. De lo contrario, simplemente no habría «conversación».

La primera edición de The Conversation fue lanzada en Australia en 2011 partiendo de una idea simple, la de su fundador Andrew Jaspan: analizar la actualidad mediante el conocimiento de los expertos para entender mejor el mundo que nos rodea. Hoy nuestra red cuenta con diez ediciones en todo el mundo, todas ellas con el estatus de organizaciones sin ánimo de lucro y dedicadas al intercambio de conocimientos.

Recuerdo mi viaje a Madrid en 2016. Por aquel entonces, The Conversation France ni siquiera tenía un año y era la primera edición de la red de habla no inglesa. Desarrollar una web en España resultaba lógico si queríamos apostar por construir una red global y multilingüe, capaz de alcanzar una audiencia internacional.

Cuando llegué, me encontré con un pequeño equipo muy parecido al que habíamos creado en Francia unos meses antes. Rafael Sarralde, Luis Felipe Torrente, Daniel Espín, Amelia Guardiola, Claudia Lorenzo, el equipo embrionario de la edición en español de The Conversation, con el apoyo inestimable del profesor Rafael Puyol, estaba ya movilizado y listo para lanzarse al vacío.

Sin duda íbamos a asumir un riesgo: muy pocas personas habían oído hablar de The Conversation en España, ni siquiera en el ámbito universitario. Me habían pedido amablemente que viniera a participar en las primeras reuniones con las universidades para demostrar que el modelo podía desarrollarse en un país vecino y similar a España. Suponía que podría impresionar a mis interlocutores con un español aprendido durante mis reportajes en Centroamérica, pero pronto tuve que cambiar al inglés o al francés…

Las reuniones que Rafael Sarralde había organizado a lo largo de dos jornadas se desarrollaron igual que las que precedieron a la creación de The Conversation France. En todas ellas, nuestros interlocutores académicos parecían un poco sorprendidos cuando les presentábamos nuestro proyecto… o al menos durante los primeros minutos. Pero, poco a poco, comenzaban a asentir con la cabeza a medida que iban entendiendo el interés de unirse a este nuevo medio de comunicación.

Y esta es una de las mayores satisfacciones de trabajar en The Conversation: en los cientos de reuniones que tenemos todos los años para explicar lo que hacemos, rara vez nos enfrentamos a la indiferencia o el rechazo.

La gran mayoría de la gente, incluido el público en general, se da cuenta de la importancia de un medio cuya prioridad es la calidad de su contenido y que se basa en la investigación. Especialmente, en un entorno mediático que se ha visto afectado por la desinformación y las fake news desde hace años.

Cuando me fui de Madrid, después de dos días de reuniones, supe que The Conversation España iba por buen camino. No todo sería fácil, por supuesto, y todavía tendríamos que hacer frente a muchos obstáculos, pero el entusiasmo de nuestros interlocutores nos demostró que en España habría cabida para una nueva edición. El equipo era fuerte y estaba decidido a llevar adelante la iniciativa.

Hoy, TC España celebra su segundo aniversario y TC France está orgullosa de su «hermano pequeño». Nuestras dos ediciones colaboran regularmente y traducen los artículos en español al francés y viceversa. En los últimos meses TC España ha proporcionado una cobertura excepcional de la pandemia de la Covid-19 y ha enriquecido nuestra red con los conocimientos especializados de sus investigadores. Junto con la edición en inglés de The Conversation, con sede en Londres, ahora ofrecemos tres webs en varios idiomas dedicadas por completo a los investigadores europeos. Pero la aventura tan solo acaba de comenzar.

¡Os deseamos lo mejor a todo el equipo de TC España!

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 108,600 academics and researchers from 3,567 institutions.

Register now