Menu Close
Alumnos de Ciencias de la Salud haciendo prácticas de Anatomía con equipos de realidad virtual inmersiva. Author provided

La realidad virtual como recurso para la docencia en Ciencias de la Salud

La realidad virtual (RV) se está convirtiendo en un recurso de primer orden para la docencia y el proceso de enseñanza y aprendizaje siendo utilizada en numerosos campos con éxito.

Es el caso de la formación médica, la progresiva introducción de la RV a la docencia reglada en Ciencias de la Salud demuestra que se trata de una tecnología idónea. Los beneficios que aporta son tan variados que tienen poca comparación con otras tecnologías introducidas a lo largo de la historia.

Un cambio irreversible

La RV es un entorno sintético, generado mediante gráficos por ordenador, que emula un escenario real creando una sensación inmersiva. En este contexto, debemos destacar el concepto de “inmersión”, que se refiere a la sensación subjetiva de sumergirse en un entorno 3D y con visión esférica (360 grados).

Esta capacidad perceptiva se obtiene mediante el uso de visores acoplados al usuario (gafas de RV) o utilizando dispositivos manejados por el usuario que nos muestran el entorno según donde apuntemos el dispositivo (a modo de ventana u ojo de buey). Este entorno virtual se puede desarrollar en ordenadores, tabletas o smartphones, siendo esta última la solución más asequible y universal.

Las tecnologías móviles han cambiado de manera irreversible la política, los negocios o la medicina. Se han posicionado para influir en la enseñanza y el aprendizaje debido a su fácil manejo y su portabilidad. Con la combinación de los teléfonos de los alumnos, unas gafas de RV y aplicaciones específicas, el proceso de aprendizaje puede realizarse en cualquier momento y lugar, a través de métodos de interacción tanto presencial como en línea. Es accesible, inmediato, interactivo e independiente del contexto.

Aprendizaje experiencial en Medicina

La RV permite recrear y explorar diferentes entornos, ya sean reales o ficticios. Dentro del currículum establecido en nuestro sistema educativo, son muchas las áreas donde la RV puede ser integrada.

Concretamente, en los estudios de Medicina hay una tendencia al abandono del estudio memorístico por una enseñanza más relevante y práctica desde el punto de vista clínico. El aprendizaje basado en problemas, la capacitación en habilidades de comunicación y el aprendizaje basado en simulación están ingresando con fuerza en los planes de estudios.

Con la intención de proporcionar experiencias de aprendizaje clínico, y debido a las dificultades inherentes para hacerlo, la simulación, entendida como la recreación de un evento clínico o el entrenamiento de una técnica de la forma más fidedigna posible, ha ganado impulso como método de impartir aprendizaje experiencial.

La simulación como técnica estrella

La simulación es una técnica educativa donde el alumno actúa como lo haría en la vida real y, a continuación, brinda retroalimentación e información sobre el desempeño. La simulación es eficaz en muchos dominios y se ha descubierto que es “superior a la educación clínica tradicional, ya que produce poderosas intervenciones educativas que producen resultados inmediatos y duraderos”.

La RV proporciona un espacio donde el estudiantado puede interactuar sin las limitaciones y obstáculos del mundo real y físico. Permite la observación y el examen de las áreas y de los acontecimientos inasequibles por otros medios.

Es necesario capacitar al personal médico con habilidades de alta demanda, ya que existe una complejidad creciente y una gran variedad de tareas en los procesos médicos. La medicina es una profesión sensible a los avances tecnológicos que facilitan la labor de los profesionales, reduciendo listas de espera y el error humano.

Por tanto, especialistas, residentes e incluso estudiantes necesitan actualizar sus habilidades para los diferentes procedimientos sanitarios que van apareciendo cada día.

La RV y la tecnología inmersiva permiten crear escenarios ideales sobre los que interaccionar, aprender o entrenar el uso de nuevas tecnologías en entornos controlados y supervisados. Permiten autoevaluar la bondad de la realización de la tarea, de manera que al pasar a las situaciones in vivo, se esté entrenado para su implantación.

Realidad Virtual prospectiva en pandemia

Con la incidencia de la pandemia, se impone un cambio en el enfoque de la educación a nivel global. Desconocemos el alcance completo en el momento actual, pero debemos considerar los posibles escenarios y prepararnos para los retos futuros.

La medicina es una profesión que requiere formación en el acto humano y de contacto físico para su práctica, por lo que, resultado de las normas de seguridad sanitarias, se ha tenido que limitar, o incluso eliminar, el acceso de los estudiantes del grado de Medicina a las actividades prácticas desarrolladas en los centros hospitalarios, de salud o la propia facultad (salas de prácticas, laboratorios compartidos, etc.).

En este contexto la RV puede convertirse en una aliada, alineándose con los planes de estudios propios del grado de Medicina e incorporando tecnologías digitales inmersivas que ayuden a minimizar el efecto de distanciamiento y la falta de contacto entre docente y estudiante, así como con su cercanía o interacción con el enfermo durante la etapa de formación de grado.

Para ello, la utilización de recursos, medios y metodologías digitales ayudará al profesorado de Ciencias de la Salud a incorporar “presencialidad” en los centros sanitarios, de salud o aulas de la facultad, sin necesidad de que los estudiantes estén presentes físicamente. La RV se posiciona como una realidad docente presente en muy poco tiempo.

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 148,200 academics and researchers from 4,405 institutions.

Register now