Menu Close

Y llegó la sexta ola: seis claves para entender lo que está pasando

Estábamos ya finalizando la campaña masiva de vacunación de covid-19, iniciando la de los niños y administrando la tercera dosis para personas mayores cuando, de repente, surge con fuerza una nueva variante, la ómicron, que ha venido a alterar nuestras vidas y nuestros planes navideños. Además de que nos dibuja un futuro incierto.

1. ¿Qué es la variante ómicron?

Es un virus SARS-CoV-2 que contiene muchas más mutaciones de las que se estaban viendo hasta el momento, sobre todo en una zona de interacción con nuestras células, y también que podría escaparse de la actividad neutralizante de los anticuerpos. Sin embargo, a pesar de estar altamente mutada, sigue siendo una variante, y no ha adquirido el nivel de nueva cepa, que sería mucho más preocupante.

2. ¿Nivel de contagio?

Los datos provenientes de Sudáfrica, el primer país que dio la voz de alarma y secuenció esta variante (aunque tal vez se originara en otro sitio), indican que su expansión es casi exponencial, y pronto se empezó a detectar en otros países y a ser la mayoritaria en muy poco tiempo, desplazando a la anterior variante delta.

La Organización Mundial de la Salud, dada su condición de alta contagiosidad, la incluyó en la lista de variantes de “preocupación”, junto a alfa, beta, gamma y delta. Esta última era la mayoritaria antes de la llegada de ómicron.

3. ¿Por qué es más contagiosa?

Las mutaciones que tiene ómicron le permiten adherirse y entrar mejor en el interior de nuestras células. Es como si hubiéramos limado una llave para que entrara mejor en una cerradura y, en vez de necesitar dos vueltas para abrir, con una fuera suficiente.

4. ¿Es realmente ómicron más peligrosa?

Por ahora los datos procedentes de Sudáfrica indican que es mucho más contagiosa, pero no se ha detectado una mayor gravedad en su población por esta variante, aunque es generalmente una población muy joven.

El contagio está produciendo en la mayoría de los afectados una enfermedad leve o asintomática. Hay un estudio de la Universidad de Hong Kong (HKUMed) que indica que se podría unir más a la parte alta de las vías respiratorias, y menos a la parte baja (los pulmones), lo que explicaría que no produjera enfermedad grave.

Las personas que han sido hospitalizadas no estaban en su mayoría vacunadas, lo que indica que las vacunas siguen siendo eficaces. En un estudio en Sudáfrica aún no publicado se estima que las vacunas protegerían en un 70 % frente a enfermedad grave, pero esto tendría que confirmarse en otros países con una población más envejecida.

5. ¿Qué puede suponer esta variante en España?

España es un país con una alta tasa de personas vacunadas, por lo que es previsible que, si se contagian con esta variante, su sistema inmunitario consiga reconocer partes del virus que, aunque haya mutado, no ha cambiado sustancialmente. Si nuestro sistema inmunitario ya ha visto fotos del “enemigo”, será más fácil reconocerlo después, gracias a nuestras células inmunitarias de memoria.

La gravedad de esta variante se irá viendo a lo largo de las próximas semanas. Por ahora esta ola no tiene nada que ver con las previas a la vacunación, siendo mucho menores los casos de enfermedad grave y fallecimientos, sobre todo en personas vacunadas.

Habrá que ir viendo, pero un incremento de contagios puede saturar los servicios sanitarios (primaria y hospitales), causar demoras en atención de otras enfermedades (no todo es covid-19), obligar a personas a guardar cuarentena, o disparar el número de colegios afectados por casos. Además de sumar un cansancio añadido al que ya se va notando.

6. ¿Hay otras opciones de tratamientos?

Una buena noticia es que la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aprobado ya una nueva vacuna, NUVAXOVID de la compañía Novavax, con un alto porcentaje de prevención de enfermedad (90 %). Solo es válida para mayores de 18 años, y ha demostrado ser muy segura.

También se han desarrollado dos nuevos tratamientos antivirales:

  • EVUSHELD, que contiene dos anticuerpos monoclonales preventivos para personas inmunodeprimidas o con reacciones adversas que no pueden vacunarse. Puede ayudarles a no infectarse durante 6 meses.

  • XEVUDY es un anticuerpo monoclonal que bloquea el virus y pretende disminuir el riesgo de hospitalización y muerte en personas infectadas por covid de alto riesgo.

Estas terapias que emplean anticuerpos monoclonales se unen a los anteriormente aprobados: Regkirona y Ronapreve.

Hay que seguir insistiendo en que, además de la vacunación, las mejores medidas son la mascarilla, la distancia social y evitar espacios cerrados con mucha gente.

Sería recomendable hacer un test (PCR preferible) o de antígenos antes de la reunión familiar, pues, aunque estemos vacunados, podemos infectarnos y contagiar a los más vulnerables.

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 156,100 academics and researchers from 4,515 institutions.

Register now