Menu Close
Auditores y estudiantes del programa ‘Auditores por un día’ en plena tarea. Author provided

‘Auditor por un día’: actividades extracurriculares que mejoran la empleabilidad

Los auditores son esenciales para garantizar la fiabilidad de la información de las empresas y el buen funcionamiento de los mercados. Su trabajo consiste en examinar, de manera independiente, la información de los negocios y velar por el cumplimento de la normativa al respecto. Sin embargo, su profesionalidad ha quedado cuestionada tras diversos escándalos financieros.

Diversos fraudes contables han condicionado la aparición de estereotipos entre los estudiantes. Dichos estereotipos condicionan las decisiones de los futuros profesionales en el ámbito de la auditoría (entendemos como estereotipo una idea aceptada comúnmente por la sociedad, aunque normalmente con connotaciones negativas).

Antes de la crisis financiera mundial del año 2008, los mejores estudiantes de Administración y Dirección de Empresas querían ser auditores. Sin embargo, a raíz de noticias que cuestionan el papel de los auditores en casos como Enron, Walmart, Bankia, Pescanova, Abengoa o Wirecard, por ejemplo, muchos estudiantes han cambiado su actitud hacia esta profesión de interés público.

Acercar las profesiones a la universidad

Desde el año 2007, la principal corporación de auditores, el Instituto de Censores Jurados de Cuentas (ICJCE Madrid) de Madrid, desarrolla el proyecto “Auditor por un día” para acercar la profesión de la auditoría a los estudiantes universitarios. Han participado desde entonces más de 700 estudiantes.

Alumnos de diversas universidades madrileñas, públicas y privadas, se convierten en “la sombra” de un auditor. Los estudiantes se integran cada año en un equipo de auditoría y pueden observar en directo cómo trabaja, siguiendo su programación laboral, asistiendo a reuniones con los clientes, con el equipo, comiendo con ellos, etc.

El objetivo es doble:

  1. Que los alumnos sientan la motivación de ser auditores al final de su carrera.

  2. Que las firmas de auditoría atraigan talento sobresaliente.

Para entender las razones que hay detrás de la elección o no de esta profesión, y para analizar la validez de actividades extracurriculares como la de “Auditor por un día” de una manera objetiva, realizamos encuestas a los participantes antes y después de realizar dicha actividad.

Años después de terminar su carrera, buscamos en la red social LinkedIn el perfil de esos alumnos, principalmente para comprobar si trabajaban o habían trabajado en empresas de auditoría. El 30,6 % de los estudiantes seleccionados sí se había dedicado o sigue trabajando en empresas del sector.

Auditores y estudiantes del programa ‘Auditores por un día’ en una reunión de trabajo. Author provided

Un antes y un después

Por ejemplo, así resume en su perfil de LinkedIn una alumna de tercer curso del grado de Administración y Dirección de Empresas la experiencia de esta actividad extracurricular.

“Sin lugar a dudas, una experiencia que cambió la imagen equivocada que tenía sobre la auditoría y que no hizo más que alimentar mi interés por la profesión”.

Otra estudiante de segundo del mismo grado comentó:

“El ambiente de allí me ha encantado, cómo trabajan en equipo y se ayudan. Y me ha llamado mucho la atención que tienen que estar formándose continuamente (…) La verdad es que me veo estando allí cuando acabe la carrera y se lo he dicho a mi equipo”.

Un tercer estudiante manifestó:

“Me llamó mucho la atención la profesión, y sobre todo me sirvió para descartar esos tabús que tenía hacia los auditores”.

Todos ellos participaron, junto con otros alumnos, en esta actividad extracurricular organizada dentro del Proyecto Auditoría-Universidad, es decir, una actividad realizada fuera de las aulas y del horario de clases.

Folleto del programa 2022 de la actividad extracurricular ‘Auditores por un día’. Author provided

Motivación y recompensa

De acuerdo con nuestros resultados, el contacto con los auditores y los equipos de trabajo mejoró la percepción del alumnado sobre la consideración de la auditoría como una profesión de interés público. E influyó para que, años después, eligieran dedicarse a ella.

Entre los factores que condicionaron la decisión de ser auditor se encuentran: estar motivado por la actividad, sentirse recompensado con dicha actividad y considerar que la auditoría es una profesión de interés público.

Empleabilidad y talento

Este trabajo pone de manifiesto la importancia de las actividades extracurriculares para la mejora de la empleabilidad de los estudiantes universitarios. Además, demuestra cómo, ante la existencia de estereotipos negativos que condicionan la percepción de los alumnos, actividades de contacto con los profesionales mejoran su percepción y atraen talento.

Con políticas educativas que promuevan y financien este tipo de actividades se consigue atraer el talento hacia profesiones con estereotipos negativos, pero necesarias para el buen funcionamiento de la sociedad.

Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 158,600 academics and researchers from 4,546 institutions.

Register now