Menu Close

Cómo enseñar ‘ignorancia crítica’ y ‘humildad epistémica’, las armas contra la desinformación

Una de las pandemias que nos afectan en la era de la posverdad es la exposición a ingentes cantidades de información y a la difusión de noticias falsas o bulos. Aunque este fenómeno no es nuevo ni característico de la sociedad actual, el desarrollo de nuevas tecnologías ha facilitado su expansión y ha magnificado su alcance.

La revolución digital ha transformado la forma en la que nos relacionamos e informamos. Hoy las redes sociales son el espacio “informativo” y de intercambio de ideas por excelencia, especialmente para las nuevas generaciones. Este nuevo modelo comunicativo requiere modificar las formas de enseñar, que se centren sobre todo en el desarrollo de pensamiento crítico.

Evaluar y usar la información científica

Nuestra reciente investigación propone fomentar esta capacidad crítica entre los estudiantes precisamente en las clases de ciencias, dado que generan situaciones idóneas para su práctica.

El nuevo marco PISA 2025 incluye dentro de la competencia científica tres aspectos relacionados con la capacidad para evaluar y usar la información científica para la toma de decisiones y la acción crítica. También para discriminar la información veraz de la falsa, teniendo en cuenta sus potenciales efectos sociales, como el negacionismo del cambio climático o el movimiento antivacunas, las falsas dicotomías y el uso de pseudoterapias.


Read more: ¿Pensamiento crítico o memorización? Así es la educación que viene


‘Ignorancia crítica’ y ‘humildad epistémica’

En la escuela no se suele aprender a ignorar la información. De hecho, con frecuencia se enseña lo contrario: a leer un texto con atención y detenidamente antes de emitir un juicio. Pero los hábitos lectores y la facilidad con la que se accede a la información exigen que en las aulas se practique la “ignorancia crítica”.

Este término hace referencia a la habilidad para gestionar la información a la que nos exponemos. Esto no significa dejar de ser crítico, sino todo lo contrario, ya que conlleva identificar y desatender la información falsa o deliberadamente falsa, sin necesidad de leer detenidamente su contenido, obviando lo irrelevante.

Otro de los elementos clave es cultivar la “humildad epistémica”, es decir, reconocer las limitaciones propias para analizar el contenido de una noticia. Esto se relaciona con el desarrollo de un pensamiento crítico consciente, aquel que el estudiante practica y es capaz de identificar. El desarrollo de estas habilidades requiere su práctica continuada y formar al profesorado en este sentido.


Read more: No vale con verlo en internet: hay que conocer las fuentes


¿Qué papel tiene el profesorado?

SciLMi Teacher Academy, un proyecto europeo cofinanciado por el Programa Erasmus+, aborda este desafío implicando a expertos de diversas disciplinas en la formación del profesorado de secundaria (en activo y en formación) en competencias y herramientas para fomentar el compromiso ciudadano y el pensamiento crítico en temas sociocientíficos por parte del alumnado.

La investigación sobre ambientes de aprendizaje y el papel del profesorado en el desarrollo de pensamiento crítico nos da algunas ideas clave para su enseñanza por parte de los docentes. En el caso de la “ignorancia crítica” y la “humildad epistémica”, destacamos:

  1. ¿Qué temas debo seleccionar para fomentar la “ignorancia crítica” y la “humildad epistémica”?

  2. ¿Qué hacer con esa información para promover la “ignorancia crítica” y la “humildad epistémica” en el aula?

  3. ¿Qué ambiente de aprendizaje es favorable?

  4. ¿Cómo valorar la capacidad crítica del alumnado?

Orientaciones generales para practicar la ignorancia crítica y la humildad epistémica en el aula.

El alumnado y la ciudadanía en general no disponen, ni podrán disponer, de todo el conocimiento especializado que circula en las redes sociales, por lo que promover la “ignorancia crítica” y la “humildad epistémica” son claves hoy en día.


Este artículo se ha escrito con la colaboración de Maria Steger, jefa de proyecto de Edunet, entidad que cofinancia el proyecto ScilMi.


Want to write?

Write an article and join a growing community of more than 184,200 academics and researchers from 4,971 institutions.

Register now