En industrias obreras tradicionalmente masculinas como la minería, el tipo de trabajos ofertados han cambiado por culpa de la automatización. Shutterstock

Los robots no saben ser mujeres

Las mujeres tienen menos que temer que los hombres y probablemente más de lo que beneficiarse con la llegada de los robots.

Por qué somos diferentes

10 motivos

Lo más leído la última semana

  1. Las chanclas ponen al descubierto el lado oscuro de la globalización
  2. Europa, sin rumbo claro frente a la digitalización americana y china
  3. Los robots no saben ser mujeres
  4. ¿Por qué las ciudades no quieren ser sede del Mundial de fútbol ni de otros grandes eventos?
  5. ¿Por qué las mujeres ya pueden conducir en Arabia Saudí? La razón es económica

Proponer una idea

¿Tiene alguna propuesta de artículo que pueda resultar interesante para The Conversation?

Propónganosla

Nuestra audiencia

The Conversation tiene una audiencia mensual de 10 millones de lectores, y un impacto de 40 millones a través de licencias de Republicación Creative Commons.

¿Quiere publicar en The Conversation?

Escriba un artículo y únase a una comunidad de más de 70.200 académicos e investigadores de 2.438 universidades y centros de investigación.

Regístrese