Por qué escribo en The Conversation


Son más de 1 165 artículos escritos por más de 1 200 expertos los que hemos publicado en The Conversation España desde que nacimos en junio de 2018. Gracias a ellos superamos ya los 17,5 millones de lecturas. Muchos de los autores que se animan a colaborar con nosotros, tanto en equipo como en solitario, repiten. Así que les hemos preguntado por qué son fieles a la plataforma. Aquí están sus respuestas. Esperamos que sus razones animen a otros muchos investigadores a proponer temas y divulgar sus trabajos.


Laura Cuesta Cano, profesora de Marketing Digital, Comunicación y Redes Sociales, Universidad Camilo José Cela

“Con la democratización de internet y la aparición de los medios sociales, cualquier ciudadano se ha convertido hoy día en co-creador de contenidos, lo que ha supuesto un crecimiento exponencial de noticias en la red. Muchas basadas en fiel reflejo de la realidad, otras por investigación, pero la gran mayoría carentes de todo rigor científico y académico, algo que ha llevado a la sociedad a dudar de la veracidad, incluso, de muchos medios de comunicación. The Conversation ha creado la fórmula para dotar de este rigor académico y técnico a temas de gran actualidad, que son escritos, maquetados y presentados al público de forma accesible y usable. Escribir en The Conversation España me da la oportunidad de mantenerme actualizada, de motivarme para investigar nuevos temas y por nuevas vías y de compartir reflexiones de otros compañeros y compañeras”.


Antonio Ruiz de Elvira Serra. Catedrático de Física Aplicada, Universidad de Alcalá.

“Escribo para TCES porque creo que tengo que comunicar lo que he aprendido estudiando Ciencia, y en particular, la ciencia del Cambio Climático, de la energía y la física en general, y veo que TCES tiene una enorme calidad y difusión, de manera que pienso que un buen número de personas podrán obtener una información científicamente correcta de los temas sobre los que escribo. En resumen, alcanzar al máximo de personas con una información rigurosa y veraz”.


Irene Raya Bravo, profesora de Comunicación Audiovisual y Publicidad, Universidad de Sevilla

“Siento que parte de mi labor como investigadora es mostrar mi trabajo fuera del ámbito académico. Existe mucha desinformación sobre la investigación en comunicación, a menudo se confunde con el trabajo de un crítico o con la escritura de ensayo, y creo que colaborando con un medio como The Conversation se explica mejor, desde una óptica divulgativa, en qué consiste nuestro trabajo. Concretamente, yo me dedico a analizar diferentes propuestas de la cultura popular cuyo calado e influencia son determinantes para la sociedad, ya que con frecuencia no somos conscientes de cómo la televisión, el cine, la publicidad o las redes sociales moldean nuestra percepción de la realidad. Desde mi punto de vista, en una sociedad como la nuestra es crucial que cualquier ciudadano tenga unas nociones básicas de alfabetizacion mediática”.


Alberto Nájera López, profesor de Radiología y Medicina Física, Universidad de Castilla-La Mancha

“Como coordinador de la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) de la UCLM, The Conversation (TCES) nos abre una puerta de difusión excepcional de contenido divulgativo generado por nuestro personal. Somos una universidad relativamente pequeña cuya presencia en medios nacionales es limitada, pero suficientemente grande como para tener expertos reconocidos y relevantes a nivel mundial en numerosos ámbitos de la Ciencia, que tienen mucho que aportar a la sociedad. Sus contribuciones están siendo publicadas y leídas en numerosos países. El apoyo del equipo de redacción especializado de TCES garantiza que los textos proporcionados cumplirán los objetivos de divulgación, serán accesibles y fáciles para cualquier lector. Como profesor, investigador y divulgador es para mí muy importante que los contenidos no tengan exclusividad y se distribuyan de manera libre. Los textos que he elaborado se han distribuido bajo licencia Creative Commons, por lo que cualquiera podrá reproducirlos libremente. Y, por último, como lector, cuando encuentro un texto en cualquier medio de comunicación y compruebo que tiene el sello de TCES, en esta época de infoxicación, de odiosas fake news y "expertos influencers”, me transmite garantía, seguridad y rigurosidad".


Annick Laruelle, profesora IKERBASQUE de Fundamentos del Análisis Económico, Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea

“Me parece fundamental que los investigadores expliquen los problemas que estudian fuera del círculo puramente académico. Es beneficioso para las dos partes, en particular para los propios investigadores. Escribir para un público no especializado es un buen ejercicio. Constituye un buen test del interés del tema, especialmente en ciencias sociales. Obliga a aclarar bien las ideas para expresarlas de manera accesible. Las reacciones y opiniones que generan pueden suscitar nuevas preguntas a investigar. The Conversation ofrece un marco ideal para intercambios entre el mundo académico y la sociedad. Los artículos tienen un doble filtro, el científico y el periodístico. Además los lectores pueden dejar sus comentarios y los autores, contestar”.


Txetxu Ausín, científico Titular del Instituto de Filosofía, Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CCHS - CSIC)

“Escribo en The Conversation España (TCES) porque no concibo la filosofía en la torre de marfil. Escribo en TCES porque la filosofía se hace en diálogo con las ciencias, la literatura, las artes; como decía Ferrater Mora, la ética solo en manos de los filósofos es cosa poco prudente. Escribo en TCES porque trabajo en una institución científica pública, el CSIC, y por tanto me debo a la sociedad que promueve mi trabajo e investigaciones. Escribo en TCES, en consecuencia, porque la divulgación y la propagación del pensamiento filosófico es mi obligación. Escribo en TCES porque se trata de una plataforma de calidad, con gran difusión e impacto, nacional e internacional, que replica sus contenidos en otras lenguas de España. Escribo en TCES porque su equipo ayuda y acompaña con mimo a los autores, realizando una labor editorial exquisita. Escribo en TCES como contribución a nuestra deliberación pública sobre el presente y el futuro. Escribo en TCES y lo seguiré haciendo”.


Cristina Mateo Rebollo, directora de la Escuela de arquitectura y diseño, IE University

“Las razones por las que escribo para The Conversation son varias. En primer lugar porque se trata de periodismo en versión siglo XXI, es decir, se usan las bases protocolarias del libre acceso y la libertad de información, y difusión, pero a la vez manteniendo un rigor y exigencia, necesarios en todo medio en el que colaboran académicos y divulgadores. En segundo lugar, porque me permite tocar temas de actualidad, pero profundizando en ellos con un sentido crítico y a la vez cercano y directo. Algo que para alguien como yo, formada en periodismo con un puesto académico, es realmente importante. Y sobre todo, porque me presenta posibilidades de difusión internacional, al formar parte de una red global capaz de diseminar las colaboraciones en al menos tres idiomas, y en mercados clave para la institución a la que represento: Australia, Reino Unido, Estados Unidos, África, Francia, Canadá e Indonesia”.